Reto cocina de verano día 11: Espirales de calabacín con boloñesa crudivegana

retococinaverano-34

Si nunca habéis probado una elaboración crudivegana os puede sorprender mucho, yo empecé mi camino de cambio por dos vertientes muy diferentes la macrobiótica y la crudivegana, estudié y trabajé con profesionales de estas materias profundizado mucho sobre sus diferentes técnicas, realmente fue divertido y clarificador para mi aprender cosas tan bonitas y tan diferentes de cada una.

Voy al grano, la cocina crudivegana es una corriente culinaria sin productos animales que además elabora sus preparaciones a menos de 42ºC para mantener todas las propiedades de los nutrientes intactas, hoy sé que hay muchos alimentos que es mejor comerlos cocinados que crudos y que no a todos nos sirve lo mismo. Pero sin entrar a debate es interesante como os dije y sobretodo en esta época del año aumentar la cantidad de alimentos crudos en nuestra alimentación. Se puede hacer una sopa a baja temperatura, se puede deshidratar, macerar y sobretodo aprender a usar nuestra imaginación. ¡Así que hoy toca un plato italiano versionado!

retococinaverano-35

Espirales de calabacín con boloñesa crudivegana

  • 1 calabacín hermoso
  • 1 puñado de tomates secos
  • 3-4 tomates frescos, carnosos mejor
  • Medio pimiento rojo (dulce mejor)
  • Media taza de nueces (mejor opción para sustituir son las pipas de calabaza)
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cebolleta fresca pequeña
  • 1 manojo de albahaca
  • 1 ramita de orégano fresco(opcional)
  • Aromáticas secas al gusto: orégano, albahaca, salvia, provenzales…dadle vuestro toque!
  • Media cucharada de pimentón ahumado de buena calidad
  • 1 cdita de ajo seco y otra de cebolla seca
  • 1 pimiento choricero seco
  • AOVE, pimienta negra y sal al gusto

Indicaciones: La noche anterior ponemos en agua el pimiento choricero y los tomates secos, en otro recipiente ponemos a remojo también las nueces. Limpiamos el calabacín y lo espiralizamos, podemos dejarlo con un poco de sal a escurrir un poco de agua, yo lo prefiero tal cual, pero si no lo escurrís cuando le añadáis la salsa soltará un poquito de agua. Escurrimos las nueces y desechamos el agua, sin embargo el agua del pimiento choricero con los tomates lo guardamos. A mi me gusta usar batidora de mano ya que no quiero triturar del todo la mezcla, me gusta que se noten algunos trocitos ya que además yo la dejo espesita. Trituramos todos los ingredientes con cuidado y añadiendo un poco de agua del remojo de los tomates con un chorrito de AOVE a la vez, rectificando de sal si es necesario. Añadid el agua que consideréis para conseguir la textura que prefiráis siempre probando si esta bien de sal. Yo lo decoro con albahaca fresca, la parte verde de la cebolleta bien picadita, chorrito de AOVE y levadura nutricional o mi rawmesano rallado rápido.

retococinaverano-36

¡Probadlo! ¡Os va a sorprender!

Deja un comentario