Sobre mí

helenka

Me llamo Helenka, mi nombre siempre ha sido una carta de presentación exótica y original, no dudo de que me haya marcado durante toda mi vida. Siempre tuve presente que mis inquietudes no solían coincidir mucho con los de mi entorno pero no tuve contacto con otras maneras de vivir, de ser consciente y llevar a cabo ciertas ideas hasta hace unos pocos años. La vida puso personas clave en mi vida, situaciones extremas y vivencias aparentemente duras para acercarme e ir introduciendo en mi vida hábitos y formas de hacer y ser más cercanos a lo que ya crecía dentro de mi, para probar, sentir, crecer…e incluso descartar.

He tenido contacto con tipos diferentes de alimentación, técnicas espirituales, nuevas terapias… y nada más lejos de mi intención la de sentenciar qué sirve y qué no, si esto o aquello es la verdad absoluta, ni siquiera de la guiar, no soy ninguna gurú. Soy una persona como cualquier otra viviendo en un mundo que da señales de cambio que ha despertado sus sentidos y que está dispuesta a ser ese cambio que queremos ver en el mundo. Ese es el sentido de este blog, recopilar estas vivencias, expresar mis sensaciones, compartir momentos de conciencia importantes, acompañar otros caminos de personas en momentos paralelos y dar testimonio de que sí se puede cambiar si es lo que quieres o sientes dentro. El cambio está en uno mismo y hoy por fin decidí que este instante es el mejor que puede existir para empezar a compartirlo con todo el que quiera leerme.

Y este es mi camino: acercarme sin prisa pero sin pausa a una vida más sana, más consciente, más comprometida, más responsable. Comer y vivir sin sufrimiento animal. Ser feliz y compartir esta plenitud con mis compañeros de planeta. ¿Qué? ¿Te animas?